Cómo Conquistar a una Mujer Holandesa

¿Te gustaría omitir este artículo y pasar directamente a descubrir qué estrategias te transformarán en un seductor imparable?

test seduccion

Allá por el año 2001, en la helada y oscura Suecia, Stieg Larsson escribía Los hombres que no amaban a las mujeres.

Después de mi visita por los países bajos, estoy empezando a pensar en escribir una novela titulada Las mujeres que no aman a los hombres, firmado: las holandesas.

Antes de que abras tus fauces de animal salvaje para lanzarte sobre una holandesa, debes saber varias cosas.

Cómo Conquistar a una Mujer Holandesa

En primer lugar, que si haces eso, te estarán esperando con una colección de espadas para que aterrices sobre ellas y no las vuelvas a molestar.

En segundo término, no encontrarás en una holandesa el encanto de una italiana y el erotismo de una francesa, no, no; son las mujeres más frías y calculadoras de toda Europa.

Podemos entenderlo por su historia, pero no quiere decir que nos haga gracia alguna.

Cómo Conquistar a una Mujer Holandesa

Por último, la mujer holandesa exige. Me dirás: «Â¿Cuál no lo hace? Dime y me mudo para ese país.” Estamos de acuerdo, todas exigen, pero no hasta el punto en el que lo hace una holandesa.

Además de manifestarse como mujeres independientes, que priorizan su profesión a la familia y a la maternidad, las mujeres bajo el mando de la reina argentina disponen de su tiempo libre en mayor medida que el hombre al cual le dieron el sí.

Ellas siempre quieren más y son mujeres aguerridas que logran lo que se proponen. Si aún sigues interesado, ¡aquí van mis consejos!

De igual a igual

De igual a igual

Ya habrá tiempo para que le des regalos y para que pagues sus compras, sus millonarias compras, pero ahora es momento de demostrarle que has comprendido lo que significa el feminismo.

Los hombres holandeses no pagan por lo que consume su chica en las primeras citas, sino que han entendido que sus compatriotas son independientes y que no los necesitan.

Ese es el lema de una holandesa: “no te necesito. Así que tendrás que probarme por qué te aceptaría.”

Ella es superior, no se lo discutas

Ella es superior, no se lo discutas

En términos de modernidad y de igualdad, podemos aventurarnos a afirmar que las holandesas se han pasado de la raya y están (o se sienten) algunos escalones más arriba que tú.

Si quieres un consejo, no entres a debatir al respecto, ya que no le ganarás y te perderás de conquistar su corazón.

Lo más triste es que lo harás con la esperanza de que la próxima holandesa será más cálida y humilde, pero te encontrarás con una que tal vez sea peor.

Si quieres una holandesa a tu lado, apróntate para ser considerado un ciudadano de segunda categoría.

Acepta que estarás en un segundo plano

Acepta que estarás en un segundo plano

La carrera y el desarrollo personal son las prioridades de la mujer de Holanda.

Si inicias una relación creyendo que tendrás la habilidad o la potestad de cambiar eso y que pronto sustituirá los libros por los biberones, estás muy lejos de la realidad.

Te voy a contar algo: es muy probable que seas tú quien termine haciendo esa sustitución en vez de ella. Así de hábiles y de mandonas son las holandesas.

Muestra solvencia económica

Muestra solvencia económica

Las relaciones se van poniendo serias y lo que hoy inició como una colección de citas por los cafés de los Países Bajos, mañana será un noviazgo más serio.

Pero para que ello ocurra, tu cuenta bancaria tendrá que estar a la vista y mostrar unos números muy verdes y frescos.

Yo no te prometí que conquistarías a una mujer desapegada del dinero, te prometí una holandesa.

Sé un hombre trabajador hasta la médula

Sé un hombre trabajador hasta la médula

A menos que tengas un plan que funcione tan bien como el de Bill Gates, la holgazanería es una de las principales enemigas de estas mujeres.

Si la relación se pone seria, no les bastará saber que cuentas con el dinero en el banco, sino también con la forma de seguirlo ingresando.

¿Otro dato importante? No importa si con la fontanería puedes amasar una fortuna, la mujer holandesa busca también el prestigio social que implica estar al lado de un empresario de esos que se codean con las altas esferas del mundo de la tecnología o de la moda.

Así que si te gustaba hacer recortes cuando eras niño, te aconsejo que te inscribas ya en una carrera de diseño de moda que te convierta en el próximo Oscar de la Renta.

Prepárate para lo peor

Prepárate para lo peor

Los hombres holandeses son abandonados día a día por razones que pronto empezarán a ser incluidas en el Guinness:

  • “Roncas fuerte”
  • “Le das mucha importancia al sexo”
  • ”Eres muy demandante”
  • “No puedes darme el estilo de vida que busco”
  • Y hasta “tienes mal gusto”

La verdad detrás de estas excusas es que a la holandesa le cuesta enamorarse, ya que es una mujer muy dura y recia.

Por lo tanto, si no está convencida del hombre que tiene al lado, lo desecha y va en busca de uno nuevo.

Por eso hay que darles nuestra mejor versión y estar preparados para que en cualquier momento nos diga “ya no más.”

No la juzgues por su consumismo

No la juzgues por su consumismo

Ella es una mujer que sabe ganar su dinero, por ende, también querrá gastarlo.

Tal vez sus compras te parezcan triviales e innecesarias, pero si vas a compartir tu vida con una holandesa, lo mejor es evaluar si estás dispuesto a que tanto su dinero como el tuyo sufran esa fuga a raudales que tendrá lugar mes tras mes.

En un principio, para que la etapa de la conquista sea con el menor conflicto posible, ponte en tu rol de espectador… ¡y carga con sus bolsas!

Cántales la justa

Ellas no tienen pelos en la lengua, así que cuando te toque el turno de hablar, no disfraces tus deseos, sentimientos de amor o ira, con palabras que expresen el 20% de lo que sientes. Las cosas por su nombre.

Ponle un poco de chispa

Ponle un poco de chispa

Que ellas sean frías no quiere decir que no disfruten del gozo de tener un latin lover.

Pon a correr tu sangre latina y llénala de besos y de abrazos cuando te plazca hacerlo.

Si ella se reserva el derecho de no demostrar sus sentimientos, tú puedes reservarte el tuyo de no ocultarlos.

Y para finalizar... la verdad es que existe MUCHA más información sobre poderosas TÉCNICAS para llamar fuertemente la atención de una mujer para que sea TUYA. Puedes leer algo más haciendo click en el siguiente botón:

Deja un comentario