Cómo Seducir a un Hombre en la Primera Cita

La primera cita es la de un par de amigos que como ingrediente sienten o esperan sentir una atracción.

Es la primera impresión, donde por un rato van a compartir y a dedicarse un momento para mostrar lo mejor de cada uno.

Es importante entonces tener en cuenta diversas herramientas de seducción, para que ese hombre quede rendido a tus pies y haya una segunda, una tercera y muchas otras citas.

La primera imagen en la primera cita

Cómo Seducir a un Hombre en la Primera Cita

¿En qué te fijas cuando ves a tu hombre? En su sonrisa, en cómo cuida sus manos, en su olor, en su higiene y pulcritud.

Bueno, él también se fija en lo que traes puesto.

Así que es importante que para esa primera cita lo deslumbres, como seguro él también buscó hacerlo.

Ponte algo sensual, pero no que enseñe demasiado.

Es decir, no unos escotes grandes y unas faldas cortitas que enseñen más de la cuenta, tanto de la carne como las intenciones.

Recuerda que en esta primera cita vas a mostrar señales de afecto, no de la lujuria, eso se deja para más adelante.

Aunque a veces algunas parejas no dejan pasar de la primera cita para avanzar a ese nivel, pero aquí queremos enfocarnos en este escrito a esas parejas tradicionales que desean ir lento.

Puedes ser seductora y evidente o ser cautelosa, pero no seas fría. A menos que la cita no valga la pena y solo desees salir corriendo de allí.

Durante la cita

Si el encuentro es para ir a cenar o ver una película, ir a un concierto, a donde sea… la comunicación siempre será clave.

Puedes optar por hablar lento, no como si fueras una radio al que se le acaban las baterías.

Sino lento, modulando. Recuerda una de esas protagonistas de las películas de amor. Así. Porque al hablar lento estás reafirmando tu seguridad y así te ven.

Aunque si lo deseas puedes irte a la cama ese mismo día, no lo recomendamos si lo que quieres es una relación a largo plazo.

Por lo general los hombres quieren tener relaciones desde el primer día. La mujer también ¡pero saben que no se debe!

Cuando prolongas un poco tener relaciones y él sigue con el flirteo y madurando la relación, terminarán siendo novios sin que se den cuenta.

Sin importar al sitio donde vayan siempre ten un arsenal de conversación, por lo general cuando hay química, la conversación toma su curso natural y ni siquiera tienes que apelar a la lista de temas.

Pero lleva tu reserva para incluirla y tener de qué hablar.

Aunque es importante que eviten hablar de ex parejas, lo que tenían, lo que carecían, los temas a conversar en una cita son muchos.

Serénate y deja que la cita fluya.

Lo que debes reflejar en él

Si quieres una relación que sea a largo plazo no te muestres disponible a la primera cita.

Si bien puedes dejar claro que esa relación puede darse porque sientes atracción por él, no cedas de inmediato, permite que tenga retos.

El que se esfuerce te brindará dos cosas:

  • Que se interese en ti y sienta atracción a lo que le estás brindando.
  • Comprobarás si de verdad le importas y no busca una sola noche.

No dejes que tenga el control. Debes representar un reto, un desafío que obtendrá si te enamora.

Es parte de lo hermoso de la seducción. Jugar para que él también ponga de su parte.

Lo que debes reflejar en él

Durante la primera cita no debes ser una persona que se queje de todo, si bien no hay problema que le comentes ciertas incomodidades, religiosas, culturales, políticas. No te centres en solo abordar lo malo que sucede en el entorno.

Eso aburre en una primera cita.

La primera cita es para conocerse, flirtear.

Sin importar cómo esté el mundo, ambos se están brindando la oportunidad de regalarse unas horas en un espacio mutuo y no sería agradable permitir que lo externo arruine lo que tienen.

Es importante que busques que ambos rían y se diviertan, que ese momento que está contigo se sienta el hombre más feliz del mundo, para que la próxima vez quiera volver a quedar.

Pueden reírse hablando de series, música, libros, artistas, de lo que sea que les mueve a nivel personal y que seguramente van teniendo en común.

No te asustes

A veces una primera cita puede ser un poco accidentada, incluso hay muchas que son un desastre porque ambos están tímidos, uno de los dos deja caer una copa, tropieza, comete algún desastre.

No te deprimas, el que una primera cita sea un desastre no significa que no va a funcionar la relación, si ya hay un gusto mutuo pues puede que solo sea volverlo a intentar, pero más tranquilos.

A veces él es el torpe y dice algo que no debe por los nervios o tú te pones tan nerviosa que eres errática o caes en el mutismo porque no puedes formular palabra o se te quedó en blanco todo lo que tenías en mente para tratar.

¡No te angusties!

Si esto te sucede es porque estás nerviosa o ambos están muy nerviosos porque se gustan demasiado.

Una segunda cita los hará trascender y podrán disfrutar el uno del otro.

A veces ves el empaque y te haces en la mente la cita perfecta, piensas que vas a poder tener a ese hombre contigo, disfrutándolo a plenitud pero cuando llegas a la cita te llevas el chasco, porque es solo eso. Un empaque lindo.

No te desanimes, suele suceder. Ya aparecerá el hombre de tus sueños.

No te asustes

Conclusión

Sí vives una cita mágica y el tiempo pasó volando, quieres que no se acabe la noche. Puedes entonces sentirte plena. Reconocer que habrá una segunda cita.

Hacérselo saber y acostarte en la cama flotando de amor.

Rememorando cada conversación, cada detalle e inmediatamente pensando en lo que pueden hacer en la segunda cita.

Te aseguramos que él anda en lo mismo.

Eso sí, cuando la cita salga perfecta tienes que sellarla con un beso. Así sea chiquito.

Tienes que irlo probando.

¡Feliz cita!

Cómo Seducir a un Hombre en la Primera Cita
5 (100%) 1 voto

Deja un comentario