Cómo Seducir a un Hombre en el Trabajo

¿Te gusta el chico de sistemas?

¿El colega que trabaja contigo en tu propio departamento a dos escritorios de distancia?

Dios ¡Te gusta el pasante!

No importa quién te guste en el trabajo.

Si te sientes flechada por él y de repente el pobre inocente ni se ha dado cuenta, pues te toca ponerte manos a la obra, aplicar algunas herramientas de seducción y tener tu amor de oficina.

A veces en secreto porque algunas empresas son enfáticas en nada de relaciones en el trabajo.

Pero ¡es tan divertido lo prohibido!

Cómo Seducir a un Hombre en el Trabajo

Los primeros pasos

De repente el chico que te gusta es nuevo en la oficina, o la nueva eres tú.

Comienza entonces a dar los primeros pasos de manera cautelosa. Más por el entorno en el que estás. Las oficinas son nido de chismes en los breaks.

Cuidado con eso.

Miradas furtivas, sonrisas, prestarle la grapadora, unos clics, orientarlo si es nuevo a decirle dónde van las cosas o buscar que sea él quien te diga dónde están si la nueva eres tú.

Sonríe a ese chico que te gusta. Regala una sonrisa natural, si tienes la suerte de tener unos dientes hermosos o unos hoyuelos en las mejillas podrás cautivarlo mejor.

Con el pasar de las semanas puedes ir cautivándolo, haciéndote su amiga, compartiendo detalles, afinidades y labores.

Tienes la suerte de tenerlo varios días a la semana en tu misma área de trabajo, eso por una lado facilita las cosas.

Pero también es contraproducente, debes hacer avanzar la seducción sin que sea evidente para los demás compañeros de trabajo. Aunque si las cosas salen bien a la larga terminan descubriéndolo.

Cómo enamorarlo

Recuerda brindarle ciertos halagos para seducirlo. Lo bien que hace el trabajo, cualidades personales. Ten buen humor siempre, es un requisito de seducción importante.

A pesar de que están en el trabajo no debes centrar la conversación solo en lo laboral.

Busca temas donde tengan afinidades, queden para almorzar juntos en la cocina de la empresa o para ir por un café o algo cerca de la empresa mientras están en la hora de descanso.

Si tienes automóvil y él no, puedes llevarlo un día cerca de donde vive o a donde vaya si te queda de camino. Sino, pues lo dejas lo más cerca posible.

Mientras avanzas poco a poco, buscando atrapar a ese chico, procura no mostrarte ansiosa, porque lo notará, estás en un terreno diferente al habitual. Tienes que ser cautelosa en el modo de conquistar.

Por otro lado si la conexión se va estableciendo, puedes ir dejando migas de misterio y curiosidades para que él también se interese y haga sus aportes para ir a por ti.

Muestra real interés por todo lo que te muestra y cuenta. Consigue que ambos se conviertan en personas con quien compartir temas y afinidades más allá de las laborales.

Cómo enamorarlo

Usa el trabajo para acercarte más

El trabajo es importante para poder utilizarlo a tu favor en la seducción, porque si la empresa en la que trabajas los tiene como compañeros, son un engranaje de la empresa y como engranaje celebran los éxitos y sufren los fracasos.

La seducción y el amor en la oficina se van cultivando poco a poco, porque de cierta manera son una pequeña familia que se tiene su propio sistema de convivencia y poco a poco se van formando las bases de la convivencia en esas horas laborales.

Aunque también es importante que antes de entablar una relación con un chico de la oficina, pienses en las consecuencias si a la larga las cosas no salgan bien. Imagina que terminan y luego tengas que verle la cara a diario.

Trabajar como pareja puede ser muy romántico, pasar juntos el día de trabajo, luego regresar cada uno a casa juntos, en otras oportunidades irse a la casa del uno o del otro.

Pasar el fin de semana junto y el lunes llegar a la oficina. ¡Muy romántico!

Pero de la seducción se llega al enamoramiento, ya luego del enamoramiento todo se comienza a ir enfriando y la relación sienta sus bases.

Ahí es donde debes ser cautelosa. La relación puede aburrirlos, porque se ven en el trabajo, en el exterior. No queda momento para ustedes dos.

Como te dijimos al inicio, por estas mismas razones las empresas son recelosas en permitir amoríos en la oficina.

Para evitar comentarios y complicaciones, lo mejor es que tengan todo en secreto hasta que estén seguros de que va a funcionar.

Es normal que puedas sentir atracción por un compañero de trabajo, porque el empleador no tiene máquinas trabajando, sino personas que dejan el hogar cada mañana para dedicarle valiosas horas de su vida a una empresa y a las tareas que le encomienden.

Usa el trabajo para acercarte más

Otros consejos que puedes poner en práctica para seducir en el trabajo

Cuando conoces a alguien en la oficina y te gusta, puedes aplicar distintas herramientas de seducción para atraparlo:

  • Mantén el buen humor
  • Busca roces sutiles, recuerda que estás en el trabajo, un abrazo rápido, darse la mano, un beso en la mejilla, un toque en la espalda. Pequeños contactos.
  • De manera inesperada puedes invitarle un café.
  • Cuando halagues puedes ser un poco más directa. Acariciar su mano o decirle cosas dulces. En una salida a por un café, sin el contacto visual de otros compañeros, puedes sacar mejor las armas de seducción y dejarle claro que estás pendiente.
  • Hazte la misteriosa, permite que él también avance ¡No todo tiene que ser tu trabajo!
  • Como es una relación de oficina, procura que las cosas vayan lentas porque tú quieres algo formal. Empero, si buscas algo fugaz donde ambos se diviertan sin compromisos, deja clara las reglas del juego y diviértete sin prejuicio. Eso sí, en estos casos es mejor en total secreto para evitar chismes.
  • Finalmente, conseguir el amor en el trabajo es algo muy romántico, las relaciones que comienzan en el trabajo se disfrutan a plenitud porque se construyen de a poco. Pueden o no durar muchos años.

Feliz jornada laboral 🙂

Cómo Seducir a un Hombre en el Trabajo
5 (100%) 1 voto

Deja un comentario