Cómo Seducir a un Hombre Casado

Posiblemente en algún momento de tu vida, te sientas atraída por un hombre casado.

Será tanta la atracción que te provoque que no te importará su estatus civil y decidas ir por él.

En este artículo te vamos a enseñar diversas técnicas para que aprendas a conquistar ese hombre con esposa y lo hagas tuyo, ya sea para siempre o por un periodo de tiempo.

Para conseguir seducir a un hombre casado, es necesario aplicar diversas herramientas psicológicas e ir poco a poco cultivando y dejando las migas necesarias, para que ese hombre se fije en ti.

Otras veces no resulta tan complejo porque la atracción puede ser mutua y es simplemente ponerse de acuerdo y actuar.

Pero en los siguientes párrafos abordaremos el cómo seducir a esos hombres que no terminan de atreverse a dar el paso.

Cómo Seducir a un Hombre Casado

Analiza al hombre

Debes comenzar por saber si le gustas al hombre. Esto lo consigues:

  • Viendo su manera de actuar cuando hablas con él.
  • Si se sostienen la mirada por largo tiempo y sonríen juntos, con los ojos brillantes ¡ahí hay fuego!
  • Es atento contigo, busca hablarte, estar cerca de ti, así sea indirectamente.
  • Puede que mire tu boca cuando hablas o ríes.
  • Puede que busque que se consigan “por casualidad” en algún lugar.

Debes tener claro que no todos los hombres buscan ser infieles.

Por lo menos no conscientemente, porque todos tienen fantasías, así como nosotras las tenemos.

Pero dar el paso a la infidelidad tiene varios factores: un hombre casado y con hijos puede privarse un poco más de buscar fuera o dejarse seducir.

Pero ¡ojo! Si un hombre se atreve a ser infiel, con o sin hijos lo es.

Ten claro si ese hombre que quieres seducir está dispuesto a la infidelidad.

Aunque si no lo está tú puedes llevarlo al lado oscuro aplicando las presentes técnicas.

Muchos hombres buscan fuera lo que no hay en casa

En ocasiones los hombres no son totalmente felices en el hogar y optan por conseguir en brazos de otra mujer lo que no consiguen en la propia.

Puede ser afecto, buen sexo, comprensión, amor, atención.

Un hombre desatendido es objeto que se puede robar.

Así como la mujer quiere ser atendida por el hombre, el hombre necesita que lo atiendan y lo complazcan.

Cuando esto no sucede, termina buscando otros brazos y ahí entras tú.

Muchos hombres buscan fuera lo que no hay en casa

Hazte su amiga, escucha sus problemas. Consigue que comience a contar sus problemas maritales. Busca llenar la carencia que tiene en casa.

Por ejemplo, si dice que su esposa no lo atiende, no lo escucha, prefiere a su familia o a los hijos antes que atenderte, solo se dirige en mal tono a él.

Dile:

“A veces algunas mujeres no saben cuidar de sus esposos, no se dan cuenta que ustedes necesitan que los atiendan bien, no es que ella sea mala, solo que no comprende que necesitas esto o lo otro”.

Aquí agregas algo de tu propia experiencia o invención:

“Yo tuve una relación, donde hacía esto o lo otro y me pasaba como a ti, no sentía esto o aquello”.

De manera psicológica irás metiéndote poco a poco en ese hombre.

Pronto él mismo comenzará a buscarte para confesarte lo nuevo que haya sucedido.

Es importante que no hundas a la esposa y digas lo mala que ella pueda ser.

Tienes que mostrarla como que no sabe comprender, contrario a ti que sí sabes y eres la mejor.

Buscando poco a poco, llevando al hombre a cuestionarse si estar contigo sea la solución para sus vacíos.

Despierta sus emociones

Si lo quieres para algo más que una noche o una tarde de desbordada pasión en un motel, es importante que no cedas tan pronto.

Crea en él la necesidad de ti. Si quiere atención ve dándosela de a poco.

Muéstrale en fragmentos lo que puede conseguir si te elige.

Si quiere besos, caricias, placer, prolonga un tiempo prudencial dar el paso.

Como te recomendamos es importante que despiertes en él las emociones, poco a poco, que lo atraigas a ti.

Permítele espacios de soledad para que piense en ti. Sienta la necesidad de hablarte y escucharte. Poco a poco lo vas enamorando.

Si comenzó a confiar en ti la telaraña está dando resultado

A medida que avances verás que él comienza a confiar más en ti, a verse interesado más allá del placer sexual, porque una cosa es que él finja los problemas matrimoniales para seducirte y otra muy distinta que sean verdad.

Aquí entra en juego tu intuición femenina.

Pero si el hombre casado en cuestión sí es sincero y comienza a sentirse muy atraído a ti, ya lo tienes a punto.

Comienza a irlo enamorando, pero con cuidado, busca atraerlo a ti, no que seas el complemento a lo que falta en el matrimonio.

Debes mostrar que eres su compañera ideal.

Que si está contigo tendrá todo esto, seguro si eres observadora descubrirás que en su matrimonio hay otras carencias que ni él mismo ha descubierto.

Comienza a tener detalles para irlos llenando. Aplicando la psicología lo estás enamorando.

Déjale ver que contigo siempre va a conseguir lo que no tiene con la esposa.

Si comenzó a confiar en ti la telaraña está dando resultado

Esta parte es compleja, porque es donde decide si la relación que tiene perdurará.

Debes saber manejar la situación con madurez. Él decidirá al final si decide dar el difícil paso de dejar el matrimonio para irse contigo.

No te culpes si no lo logras, a veces alcanzarlo en su totalidad es difícil porque el hombre puede tener hijos, casa, carro, lazos fuertes dentro del matrimonio pero que están alrededor y que al romper se rompen también.

Consejos finales para seducir a un hombre casado

Si estás intentando seducir a un hombre casado es importante que consideres estos consejos:

  • No le des todo de una vez porque luego no tendrás más nada qué ofrecerle y se irá y te dejará rota y usada.
  • Contén el lado celoso, no lo aflores de una vez. Puede que su esposa ya sea celosa, no necesita a otra celosa fuera de casa.
  • Sonríe, muchos hombres buscan fuera las carencias del hogar, si tú siempre tienes una sonrisa él te buscará con mayor frecuencia.
  • Cuéntale de tu pasado, relaciones donde estuviste y solo te querían por tu cuerpo.
  • De vez en cuando puedes dejarle ver que eres muy fogosa, que te gusta esto o lo otro. Eso es infalible.
  • Compartan cosas en común.
  • Así aún no planees llevarlo a la cama, susúrrale todo lo que le harás cuando lo tengas debajo de ti.
  • Si todo se va materializando, si luego de entenderse sexualmente y como pareja, sé establece un compañerismo, pueden ir planteando posibilidades a futuro. Sé cauta, espera el momento justo para abordar este delicado tema.
  • Dale felicidad y el camino estará pavimentado.

Más que conocer sus carencias matrimoniales, busca conocerlo profundamente, sus miedos y deseos, sus sueños y metas.

Busca ser la mujer que él siempre ha buscado.

Si ese hombre ha de ser para ti, pues seguro tendrás a tu lado al amor de tu vida.

Cómo Seducir a un Hombre Casado
Valora este post

Deja un comentario