Cómo ENAMORAR a un Hombre DIVORCIADO de 40 Años

Cuando los problemas de la cuarta década se fusionan con un divorcio, un hombre no la pasa nada bien.

A menos que su matrimonio haya sido un verdadero calvario, y créeme que los hay, el hombre que te interesa no la está pasando nada bien en este momento.

Es posible que haya decidido que es momento de rehacer su vida, pero no lo encuentras en sus veinte, ni a nivel hormonal ni mental.

De modo que hay más precauciones que estrategias de ataque que debes considerar en tu plan de seducción.

Cómo ENAMORAR a un Hombre DIVORCIADO de 40 Años

Deja que todo fluya

Si después de que un hombre en sus cuarenta te da el primer beso, tú sacas el listado de preguntas de…

  • “¿qué somos?”,
  • “¿qué va a pasar ahora?”,
  • “¿cuándo te voy a volver a ver?”
  • y todas esas que nosotras conocemos…

… te puedo asegurar que no tendrás que preocuparte acerca de qué pasará después del sexo, ya que él desistirá de tenerlo contigo.

La cabeza de un hombre en esta situación es una verdadera maraña, lo cual ha empeorado desde el momento que te conoció.

No me malentiendas, no quiero decir que conocerte haya sido su perdición, sino que cuando un hombre conoce a cualquier mujer con la que se vea por segunda vez, sus pensamientos se desarreglan.

Puedes estar segura de que él se está haciendo muchas más preguntas que tú en este momento.

De modo que dejar que todo fluya, que te llame cuando desee hacerlo y que tú también lo hagas de forma orgánica (no compulsiva), es el mejor inicio para esta relación.

Regálale tu frescura

Regálale tu frescura

No importa si tienes veinte o cincuenta, si no estás recién divorciada, tu frescura comparada con la de él es la de una pequeña de tres años.

De modo que no disfraces nada en tu apariencia para ser más glamorosa ni artificial.

Este es un perfecto caso para ser tú misma y mostrarle quién eres en verdad.

Créeme cuando te digo que su mente no resiste más sorpresas desagradables.

Por lo tanto, si cuando te está conociendo, se da cuenta de que eres diferente a la imagen que le “vendiste”, no habrá muchas esperanzas para ustedes.

No eres un agente del FBI

No eres un agente del FBI

Las mujeres sentimos una curiosidad especial por saber qué pasó con su ex.

Por nuestros pensamientos desfilan ideas tales como infidelidad, violencia, manipulación y hasta un posible asesinato, en especial si te gustan las series retorcidas del género.

Pero no debes dejar que estas ansias de saberlo todo arruinen sus ganas de estar contigo.

Una pregunta por vez hará que él se vaya soltando de forma natural en vez de sentirse interrogado por quien inventó el polígrafo.

No tengas celos de su ex

No tengas celos de su ex

Cuando compites con otra mujer, te rebajas a una altura incierta.

Si ella era buena, quedarás muy por debajo de su nivel; si era un desastre, solo quedarás un poco por debajo.

Con esto pretendo hacerte entender que las preguntas que lo obligan a compararte con ella por un absurdo achaque de celos de tu parte, solo crean hostilidad en el hombre que intenta verte como su posible futura pareja.

Además de ello, debes entender que si tienen hijos, el contacto entre ellos siempre estará vigente y será, por el bien de unos niños con los que querrás llevarte bien, estrictamente necesario.

Diferénciate de su ex

Diferénciate de su ex

Aprovecha cada defecto que él, exclusivamente motu propio, te cuente, para demostrar que eres lo contrario.

Por ejemplo, si en algún momento observas cómo se transforma su mirada cuando te dice lo impuntual que ella era, tú llegarás antes de tiempo a cada cita.

Habrá aspectos sobre los que será necesario que trabajes más sobre tu personalidad, tales como la delicadeza, la profundidad mental y la espiritualidad.

Haz que tu casa luzca hermosa

Yo sé que te mueres de ganas de invitarlo a vivir contigo y estás a puntos de proponérselo… pero no, no hagas eso.

Un hombre divorciado es uno de los seres más reticentes a la vida matrimonial.

Es triste, pero muchos de ellos hablan del matrimonio como si se tratara de una prisión de la cual han escapado.

Por ende, tu estrategia no es darle el dulce al niño al que a diario le dicen que no tome golosinas de extraños, sino que será dejar ese dulce sobre la mesa y estratégicamente desaparecer de su vista para que lo tome.

Llevado al campo de la convivencia, esto equivaldría a mostrarle cómo podría ser su vida si viviera contigo.

Arregla tu casa, invierte en ella más que en tu propia imagen, renueva el mobiliario, las cortinas y manda a retapizar todo para generar combinaciones muy amigables con el ojo humano.

Es importante que mantengas siempre todo en orden, limpio y perfumado.

Si a esto le sumas comida casera, no tardarás en encontrar sus maletas flanqueándolo uno de estos días cuando te toque el timbre.

Conviértete en su solución

Conviértete en su solución

Los divorcios traen muchos contratiempos, así que este hombre no necesita nada más de ellos.

Lo que sí necesita es una persona que le aporte soluciones.

No se trata de que hagas un curso de plomerías para reemplazar sus tuberías, pero sí de que cuando te comente que se le rompieron, puedas conseguirle el teléfono de un profesional que lo haga.

Apórtale una sonrisa y una solución a cada uno de sus problemas, entonces verá que a tu lado la vida es más sencilla.

Esto es lo que se llama asociación positiva: tú eres la imagen viva de la solución a sus conflictos.

Practica buenos hábitos

Practica buenos hábitos

Es de suma importancia que seas una mujer de hábitos saludables.

Y no me estoy refiriendo a que no bebas de más y a que no fumes, eso lo doy por sentado.

Lo que te digo es que debes alimentarte de forma saludable, hacer ejercicio, dormir ocho horas por día y ser amable con las personas.

Él no querrá lidiar con alguien que no lleve una vida equilibrada. Estabilidad y armonía es lo que más necesita.

Y para finalizar... la verdad es que existe MUCHA más información sobre poderosas TÉCNICAS de llamar fuertemente la atención de un hombre para que sea SOLO TUYO. Puedes leer algo más haciendo click en el siguiente botón:

Deja un comentario