¬ŅEs Posible Enamorar al Hombre de tus Sue√Īos?

√Čsta es la historia de una chica enamorada de su amigo guapo y que jam√°s le prest√≥ atenci√≥n. Pero que despu√©s de descubrir un m√©todo de seducci√≥n infalible, logr√≥ seducir a su amigo y hoy son inseparables. As√≠ es como comenz√≥ todo.

Esa chica enamorada de su amigo guapo soy yo.

Mi nombre es Julieta Vegas.

Y estuve enamorada de mi amigo Germ√°n. El √ļnico problema era que √©l me ve√≠a solo como a una amiga. Y adem√°s ten√≠a novia: Natalia.

No solo tenía novia, sino que ella era una chica fitness con los pechos operados y una super cola. Es decir, un cuerpo que atrae a cualquier chico.

Como puedes notar, yo difícilmente podía competir contra eso.

Sin embargo, hoy en d√≠a Germ√°n y yo somos novios desde hace 6 a√Īos.

¬ŅQuieres saber mi secreto para que dejara a su chica fitness y se enamorara de m√≠?

¬ŅQuieres hacer lo mismo para que ese chico que tanto te gusta sea solo tuyo?

Te contaré cómo hacerlo.

Pero antes… debes entender un poco sobre c√≥mo comenz√≥ todo para que no me juzgues.

¬ŅPor qu√© digo esto? Porque lo seduje mientras Germ√°n estaba de novio con su chica fitness. En unos momentos entender√°s por qu√© hice lo correcto.

Germ√°n y yo nos conocimos en la universidad hace 6 a√Īos.

Ambos estudiábamos Derecho y él formaba parte de mi grupo de amigos que siempre nos reuníamos para estudiar juntos. Obviamente, Germán y yo nos hicimos amigos.

Pero había un problema en todo este asunto. Desde el primer momento que lo vi me empezó a gustar. Siempre me pareció un chico muy guapo.

√Čl en cambio me ve√≠a solo como a una amiga. Yo no era la clase de chicas que a √©l le gustaba. Al parecer le gustaba las chicas con pechos operados y que ten√≠an un cuerpo bien atl√©tico por el gimnasio.

En aquel entonces, Germ√°n no ten√≠a novia. √Čl hab√≠a terminado una relaci√≥n hac√≠a dos meses atr√°s. Yo en cambio estaba sola desde hac√≠a m√°s tiempo.

Como él estaba soltero, vi una oportunidad para intentar seducirlo.

Aunque nunca hab√≠a hecho eso. Siempre eran los chicos quienes se acercaban para seducirme. Yo nunca ten√≠a que hacer ning√ļn trabajo.

En fin…

Siempre había momentos en la universidad en los cuales me quedaba a solas con Germán. En esos momentos yo aprovechaba para llamar su atención.

Le dec√≠a cosas lindas sobre su cabello, como ¬ęqu√© lindo corte que te has hecho¬Ľ. O ¬ęme gusta tu reloj, ¬Ņd√≥nde lo compraste?¬Ľ.

Pero era obvio que eso no servía porque él seguía viéndome como a una amiga.

Hasta que un día sucedió lo peor.

Antes de entrar a una de las clases, se me acerca y me dice que quiere decirme algo importante.

Me miró a los ojos y me dijo que estaba muy feliz porque había conocido a alguien muy especial. Y que la conocía hace tiempo.

Pens√© que se trataba de m√≠. Como si fuera una quincea√Īera, pensaba que se me estaba declarando.

Pero fui una ilusa.

Se me vino el mundo encima cuando me dijo que se trataba de Natalia, una chica que también estudiaba Derecho pero que no formaba parte de nuestro grupo.

Natalia, como había mencionado al principio, era una chica fitness con los pechos operados.

Siempre que aparecía en la universidad podía notar cómo los hombres la miraban hipnotizados y se volvían tontos alrededor de ella.

Germán me dijo que ella era una chica muy especial para él. Y que habían empezado a salir el día anterior.

Sinceramente se me partió el corazón.

Y eso no fue lo peor.

Porque en ese momento en que Germán me estaba contando todo, apareció ella y se acercó a Germán para besarlo.

√Čl me la present√≥ y ella me salud√≥ con un ¬ęhola qu√© tal¬Ľ, mir√°ndome de arriba a abajo. Y enseguida se lo llev√≥ a otro lugar para estar los dos solos.

Lamenté muchísimo haberlo conocido. En ese momento quería irme a mi casa. No quería quedarme allí.

Me sentía tan ridícula y confundida. Y cada día parecía una tortura china.

Un día Germán me preguntó si podía aconsejarlo sobre ciertas cuestiones en su nueva relación. Me contaba cosas sobre ella y yo no quería escuchar absolutamente NADA.

Pero a pesar de todo eso, y aunque te pueda sonar absurdo, cada día que se me acercaba yo me sentía más atraída hacia él.

Cada segundo que pasaba, a pesar de lo que sabía, me sentía más enamorada.

Así pasó el tiempo. Hasta que 4 semanas después descubrí algo sobre ella. Una noche fue con mis amigas a una discoteca. Y la vi besándose con otro chico.

¬ę¬ŅEsa es Natalia, la novia de Germ√°n?¬Ľ, le pregunt√© a mis amigas.

¬ęOh¬Ľ, dijo una de mis amigas. ¬ęS√≠, es ella. Pero qu√© zorra¬Ľ.

No hab√≠a duda. La novia de Germ√°n lo estaba enga√Īando.

Y yo como una idiota d√°ndole consejos a √©l para que su relaci√≥n con ella est√© bien. C√≥mo pude haber sido tan est√ļpida.

Pero no podía decírselo a él. No me iba a creer. Y si me creía y luego le preguntaba a ella si era verdad, ella lo iba a negar y él le iba a creer porque estaba hipnotizado bajo sus encantos de zorra.

Decidí que no le iba a decir nada.

Pero me propuse cambiar la forma en que √©l me ve√≠a. Yo estaba enamorada de √©l y encima ten√≠a que ver c√≥mo se besaba con una chica que lo √ļnico que hac√≠a era enga√Īarlo.

Pregunté a mis amigas qué podía hacer para que German ya no me viera más como a una amiga.

Pero lamentablemente tengo que decir que sus consejos no eran muy convincentes. Era algo muy parecido a lo que ya había intentado antes.

As√≠ que decid√≠ buscar en Google. Tambi√©n encontr√© consejos muy est√ļpidos, como hechizos de amor. Vamos… ¬Ņen serio?

Busqué y busqué y seguí buscando. Hasta que encontré un libro.

Lo leí completamente. Y me di cuenta de que estaba haciendo todo mal para seducirlo.

No entendía la psicología de los hombres, hasta que el libro me lo reveló.

Empecé a poner en práctica los consejos que encontré en el libro.

Por dos semanas jugu√© con la mente de Germ√°n. Seg√ļn los consjeos del libro, la parte psicol√≥gica es la parte m√°s importante para seducir a un hombre.

Después de esas dos semanas, empecé a notar un cierto cambio en él. Empezó a hablarme de forma diferente.

Y empezó a tocar mis brazos cada vez más siempre que hablaba conmigo. Tenía una cierta expresión en su cara cada vez que hablaba conmigo, una expresión que antes no la tenía.

Al cabo de tres semanas me pregunt√≥ si quer√≠a ir a estudiar a su casa… algo que jam√°s me hab√≠a pedido.

Su comportamiento conmigo segu√≠a cambiando. Cada vez coqueteaba m√°s conmigo. Me hac√≠a bromas para ¬ęmolestarme¬Ľ, esa clase de bromas que hacen los hombres para seducirte.

Ese día en mi casa, en vez de estudiar hablamos de otras cosas.

Y siempre estaba toc√°ndome el brazo y las manos mientras habl√°bamos… aunque yo sab√≠a que lo estaba haciendo a prop√≥sito porque quer√≠a tener contacto f√≠sico conmigo.

Hasta que llegó el momento que más esperaba.

Yo le hice una broma y √©l para festejar mi broma me dice… ¬ęjaja ven abr√°zame¬Ľ… y luego me dice ¬ęy ahora un beso¬Ľ. Y por primera vez me bes√≥.

Al fin estaba sucediendo lo que tanto había deseado desde hacía meses.

Todo lo que el libro dec√≠a se cumpli√≥ a la perfecci√≥n. √Čl se sent√≠a atra√≠do hacia m√≠ y ya no me ve√≠a m√°s como a una simple amiga.

Estuvimos saliendo en secreto por una semana. Hasta que le pregunté qué iba a hacer con Natalia, su novia zorra.

Me dijo que iba a hablar con ella para terminar la relación. Y eso fue exactamente lo que hizo.

Hoy Germ√°n y yo seguimos siendo novios y estamos pensando en vivir juntos.

Y t√ļ tambi√©n puedes conseguir que ese chico guapo que tanto te gusta sea tuyo. Solo debes seguir los mismos pasos que yo segu√≠.

Para descargar el mismo libro, puedes hacer clic en el siguiente link:

Haz clic aqu√≠ para obtener el libro y conquista al hombre de tus sue√Īos

Muchos éxitos!

Julieta